Novedades en la DockerCon 2017 en Copenhagen

De vuelta de la DockerCon 2017 en Copenhagen.

¿Qué hay de nuevo?

Ya hemos vuelto de la DockerCon 2017, han sido unos días muy interesantes llenos de buenas experiencias y grandes anuncios. Se veía venir desde hace tiempo, el mundo de los contenedores llevaba tiempo esperando una reconciliación entre la comunidad Docker y Kubernetes. Las diferencias parecían irreconciliables pero las cabezas de ambas propuestas estaban más cerca que las propias comunidades. La evolución de Containerd y su integración en los últimos meses con Kubernetes parecía que anunciaban algo importante, y por fin se reveló el gran anuncio. Salomon Hykes invitó al escenario a sus antiguos compañeros de comunidad, Brendan Burns y Tim Hockin, y volvió a reunir a la “familia” para anunciar la tan esperada noticia… Docker Enterprise incluirá soporte para Kubernetes como orquestador además del habitual Swarm Mode.

La integración con Docker Enterprise pudo verse incluso en el propio interfaz de Universal Control Plane durante la demo. Esta integración permite elegir incluso qué orquestador queremos utilizar al desplegar un stack y los nodos del cluster de Docker Datacenter forman parte tanto del cluster de Swarm como el de Kubernetes. Por ahora no existe intercambio de información entre los orquestadores de modo que por ejemplo, los recursos ocupados puede ser necesario gestionarlos de forma manual, pero evidentemente este es sólo el comienzo.

La noticia del romance DockerEE y Kubernetes eclipsó el resto de anuncios de la DockerCon. De hecho, a nivel empresarial, el anuncio del programa MTA (Migrate Traditional Applications) supone un avance muy importante para los números de la compañía. Recordemos que las aplicaciones Legacy son el core del 90% de las compañías. Aplicaciones cuyo esfuerzo en refactorizar o modificar simplemente en componentes echan atrás al CTO más valiente.

El programa MTA cuenta con un conjunto de herramientas que permiten estas evoluciones al mundo de los contenedores de manera sencilla. La demo de producto fue un éxito y se presentaron varios casos de éxito bastante interesantes y representativos. Los beneficios de MTA a nivel empresarial son evidentes aparte de la propia ejecución de las aplicaciones legacy en un entorno de contenedores. Poder seguir cada empresa su propio ritmo de modernización es una gran idea, pudiendo hacerlo en varias fases. De esta forma, es posible dockerizar una aplicación “as is” sin tener que cambiar el código de la misma y dejar para fases posteriores los cambios de arquitectura, de metodología y microservicios, pudiendo obtener beneficios desde el primer día, sin suponer un esfuerzo faraónico. Sinceramente es algo que las empresas van a agradecer muchísimo y nosotros los partners también.

En otro orden de cosas, se presentaron los avances de los últimos meses en Containerd y fundamentalmente en LinuxKit. El conjunto de herramientas alrededor de “un sistema para ejecutarlo todo” están en plena ebullición.

Tuve también la oportunidad de ver en directo a Alex Ellis y su propuesta de “Function as a Service” como vuelta de tuerca a los microservicios. En esta aproximación, los microservicios se “transforman” en funciones que trataremos como elementos atómicos y que podremos ejecutar sobre cualquier plataforma. Y, por supuesto, se llevan muy bien con los contenedores. El concepto de FaaS resulta muy interesante y la demo que realizó en su charla “From Zero to Serverless in 60 Seconds Anywhere” con Alexa de Amazon fue muy entretenida. Debemos seguir este proyecto porque puede ser la evolución de nuestras infraestructuras, pero personalmente creo que aún falta mucho, conociendo la cantidad de entornos legacy existentes.

Personalmente estuve la mayoría del tiempo en la sala 15, en la que se presentaban conferencias del track “Black Belt”. Disfruté como un enano escuchando de primera mano las evoluciones del kernel, las implicaciones de seguridad que tienen los contenedores y como mejorar su securización, la orquestación con Swarm desde dentro, cómo se integra Kubernetes dentro del esquema de Docker Enterprise Edition y los entresijos de las redes Overlay. He de reconocer que la charla de Laurent Bernaille, “Deep Dive in Docker Overlay Networks”, me pareció de las más interesantes. Mala hora, después de comer…, pero el contenido fue de lo mejor. En ella se descubrió la magia detrás de los namespaces de red y mostró cómo se accede a ellos de forma sencilla, sin usar el propio cliente de Docker.

Personalmente me ayudó a encaminar proyectos que tenía pendientes y que espero que puedan salir a la luz.

Espero que este post haya servido de resumen de uno de los eventos más importantes del año en el mundo opensource.

Javier Ramírez Urea,

Senior Consultant at Hopla! Software,

Working as Container Architect

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.