¿Por qué mi empresa debe empezar a utilizar Docker?

Docker es probablemente la tecnología de infraestructura de la que más se ha hablado en los últimos años, Docker es utilizado por millones de desarrolladores y se ejecuta en millones de servidores. En este momento hay más de 100,000 aplicaciones [https://hub.docker.com/] “dockerizadas”  que se han descargado más de 13 millones de veces. Docker se utiliza para curar enfermedades, mantener aviones en el aire, procesar miles de millones en transacciones, ayuda a crear nuevas empresas y a revitalizar las ya existentes

Sin lugar a dudas, es el momento de adoptar Docker, razones hay muchas, en esta ocasión te damos las 5 principales razones para adoptar el uso de Docker:

1.Retorno de la Inversión

El mayor motor de la mayoría de las decisiones de gestión al seleccionar un nuevo producto es el retorno de la inversión. Cuanto más una solución pueda reducir los costes y aumentar los beneficios, mejor será una solución, especialmente para las grandes empresas, que necesitan generar ingresos estables a largo plazo.

En este sentido, Docker puede ayudar a facilitar este tipo de ahorro reduciendo drásticamente los recursos de infraestructura. La naturaleza de Docker es que se necesitan menos recursos para ejecutar la misma aplicación. Debido a la reducción de los requisitos de infraestructura que tiene, las organizaciones son capaces de ahorrar en todo, desde los costes del servidor a los empleados necesarios para mantenerlos. La solución basada en contenedores permite que los equipos de ingeniería sean más pequeños y más eficaces.

2.Velocidad incomparable

Los contenedores Docker son más ligeros que las máquinas virtuales. Sin necesidad de tener que instalar y ejecutar un sistema operativo dentro del contenedor, el requisito de poder de procesamiento, memoria y almacenamiento es mucho menor. En parte debido a su peso más ligero, un contenedor puede ponerse en marcha en pocos segundos, mientras que una máquina virtual requiere varios minutos para que el sistema operativo arranque.

3.Mayor densidad de contenedores por maquina

La gran ventaja de usar contenedores en lugar de máquinas virtuales es que sólo se deben copiar los archivos binarios, las librerías y archivos de soporte requeridos por las aplicaciones. No hay necesidad de instalar un sistema operativo completo.

Los contenedores de un servidor comparten el mismo sistema operativo, permitiendo a Docker ejecutar  muchos más contenedores por servidor.  Esto significa que un servidor típico podría tener en ejecución de 10 a 100 máquinas virtuales,  el mismo servidor podría tener en ejecución de 100 a 1000 contenedores. Imagine los ahorros en infraestructura que puede conllevar tal densidad de contenedores por servidor.

Además, al migrar contenedores entre maquinas, sólo se deben copiar los archivos binarios de la aplicación y los archivos de soporte, en lugar de todo el sistema operativo invitado (como ocurre con las máquinas virtuales). Esto proporciona beneficios sustanciales al compartir o migrar contenedores.

4.Aislamiento y  seguridad

Cada contenedor tiene su propia red y las aplicaciones en contenedores están aisladas de otros contenedores, lo que significa que no pueden interferir entre ellos a menos que estén configurados para comunicarse a través de interfaces de red definidas.

El demonio Docker se ejecuta como root, por lo que el acceso a él debe estar restringido, pero los contenedores son bastante seguros de forma predeterminada. Al ejecutar una aplicación en un contenedor,  está es encapsulada dentro del contenedor, por lo que sí es hackeado, el hacker se verá restringido dentro del contenedor.

5.Facilita el despliegue de aplicaciones al entorno de producción

Llevar las aplicaciones del entorno de desarrollo al de producción puede ser muy problemático y se puede llegar a dedicar mucho tiempo y recursos para intentar simplificar las cosas y hacerlas correctamente, pero muchas cosas en el proceso pueden salir mal, especialmente con problemas de configuración, dependencia de librerías, problemas de permisos de acceso, versiones de sistema operativo y recursos, etc.

Docker simplifica todo el procedimiento; las aplicaciones, junto con todas sus dependencias, se pueden agrupar en un solo contenedor. A su vez, ese contenedor puede colocarse en otra máquina que ejecute Docker, y ejecutarse allí sin problemas de compatibilidad.

Completa, flexible y ampliamente compatible con máquinas físicas y virtuales, la tecnología de Docker, bien implementada, puede ayudar a las empresas a reducir el tiempo de despliegue de las aplicaciones.

Docker ofrece una portabilidad de aplicaciones instantánea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.