¿PUEDO MOVER MI BASE DE DATOS A LA NUBE?

En un mundo en el que las cargas de trabajo de las organizaciones se migran cada vez más hacia la nube, esta pregunta está a la orden del día. En el post de hoy, te presentamos las diferentes opciones que existen para ayudarte a elegir el camino correcto hacia la migración de tus datos al entorno cloud.

Lo primero es detectar que no todos los workloads son igualmente adecuados para la implementación en la nube. Para priorizarlas correctamente, desde EnterpriseDB recomiendan que las aplicaciones se segmenten en diferentes niveles, en función de la importancia del negocio y de la idoneidad para la nube.

En este punto, el mayor factor a tener en cuenta es el rendimiento. Si bien las aplicaciones on-premise a menudo pueden aprovechar un servidor dedicado conectado a una fibra con más de 100.000 operaciones de entrada/salida por segundo (IOPS), en la nube pública este tipo de rendimiento no existe. En algunos casos, las IOPS en la nube pueden alcanzar solo la mitad de capacidad requerida por sus unidades de negocio, incluso en un escenario ideal donde no exista overhead. Este tipo de workload de alto rendimiento debe permanecer en su propio centro de datos.

La otra gran preocupación a la hora de mover su workload hacia la nube, y las bases de datos en particular, está relacionada con la seguridad. Sin embargo, hoy en día, al implementar las mejores prácticas para el control de los datos y la seguridad de los mismos, las bases de datos pueden estar igual de seguras en la nube como en el centro de datos on-premise. Por lo tanto, es posible aprovechar los fuertes algoritmos de encriptación como el Advanced Encryption Standard (AES).

Una vez que se hayan segmentado y priorizado los workloads, será necesario considerar la mejor opción de computación en la nube para la base de datos. A continuación, te mostramos las cuatro alternativas más populares:

  • Amazon Web Services (AWS) ofrece casi todo lo que quieras utilizar en una nube y las bases de datos no van a ser una excepción. Con las API’s puedes crear scripts para ayudar con la orquestación y conectar otros servicios. Sin embargo, aunque dicha orquestación y API’s sirven de gran ayuda a usuarios de todos los niveles, estas hacen perder cierta flexibilidad en la administración.
  • Microsoft Azure es una plataforma alternativa en la nube muy potente que está especialmente adecuada para las organizaciones que ya están basadas en un ecosistema .NET.
  • Google Cloud Platform (GCP) ofrece una gran capacidad de escalado y una alta contribución al mundo Open Source a lo largo de la historia. Debido a esto, muchos de los servicios se pueden replicar a otros lugares utilizando tecnologías de código abierto, como Kubernetes para la administración de contenedores. Esta práctica reduce el riesgo de lock-in de esta nube.

Si estás ejecutando una base de datos Oracle, es natural considerar Oracle Cloud como una opción. Por supuesto, la base de datos es solo una parte del entorno general de la aplicación que se trasladará a la nube y, por lo general, no es la pieza clave que lidera este movimiento. También deberás evaluar la disponibilidad de las herramientas de desarrollo de aplicaciones, las áreas en las que opera la nube, así como el coste de la migración.

A continuación, y para aquellos workloads que son candidatos para ejecutarse en la nube, deberás determinar cómo obtenerlas allí. La migración de una aplicación de base de datos requiere una preparación cuidadosa para garantizar que se ejecute como se esperaba. Esto también es una oportunidad para reevaluar la elección de la base de datos, porque las tecnologías en la nube no funcionan exactamente de la misma manera que on-premise.

El interés por el sistema de administración de bases de datos PostgreSQL como una alternativa popular a las cargas de trabajo en la nube ha ido creciendo con el paso del tiempo. Ha ido ganando más popularidad en el ranking DB-Engines.com durante el último año que en cualquiera de los otros 341 sistemas que monitoriza. Esto llevó a DB-Engines a nombrar a Postgres el DBMS del año en 2017.

Una razón más por la que Postgres es tan popular es porque hay más de una forma de implementarlo en la nube. El servicio DBaaS, administrado por EnterpriseDB, puede extender Postgres a la nube pública con funcionalidad compatible con Oracle y con la misma facilidad de implementación y elasticidad que con AWS, pero sin las compensaciones en el ajuste del rendimiento, la configurabilidad, la personalización y el control.

Puedes encontrar el contenido original pinchando aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.